Nuestra Historia

Cuando Juan Zarzar Maureira compró un huerto familiar en San Pedro de la Paz, en 1971, éste era un sector rural y apartado como para que la gente fuera especialmente a comprar pan. Sin embargo, junto con la llegada de los avances de la ciudad, también creció en calidad, tradición y sabor, su Panadería y Pastelería Biopan, fundada en 1976.

Sus padres, María Teresa Maureira y Elías Zarzar, se conocieron y casaron en Linares. De allí emigraron a Santiago, luego a Curacautín, para después arribar a la Región del Biobío, específicamente a Lota. Luego, cuando Juan tenía 18 años, llegaron a Concepción.

Tres años después contrae matrimonio con Miren Aretxabala, con quien se fue a vivir a Los Huertos Familiares, donde emprendería con una mueblería y estructuras metálicas. Sin embargo, el negocio no prosperó después del Régimen Militar instaurado en el país, en 1973.

Fue en 1976 cuando decide unirse a su amigo Juan Hernández, quien tenía experiencia en el rubro panadero y quien llevó al personal especializado. Así, entre el río Biobío y el pan, nace Panadería y Pastelería Biopan, ubicada en Las Violetas 1421, Huertos Familiares, en San Pedro de la Paz.

En sus comienzos era un local pequeño, donde se vendía pan y leche. Sus ganancias provenían principalmente del reparto que hacían en una Citroneta, que conducía su esposa, mientras él acarreaba el pan. Para asegurar la permanencia y estabilidad del personal, Juan construyó en su terreno, una vivienda para ellos.

Después de cinco años de sociedad -ya habían adquirido una panadería en sector La Candelaria y otra en un strip center de Villa San Pedro- era hora de evaluar si seguían juntos. Decidieron repartirse los bienes, quedándose Juan Zarzar con Panadería Biopan.

Desde sus comienzos Biopan se ha caracterizado por la calidad de sus productos, especialmente por la marraqueta, mezcla exitosa lograda por los panaderos.

Sin embargo, el producto que los distingue como uno de los mejores, es el pan de pascua. Biopan comenzó a elaborarlo hace veinte años, cuando todavía era un producto novedoso, transformándose en un clásico navideño, ganándose fieles adeptos que acuden desde lugares lejanos. En 2015, obtuvieron el primer lugar del concurso Cata de Pan de Pascua, organizado por Inacap.

“Le achuntamos con el pan de pascua”, expresa Juan. Recuerda que en cada temporada se fabricaban más de 50 mil kilos. Esta delicia aún se sigue haciendo en forma artesanal, en horno chileno, con los mismos ingredientes que se han usado desde el comienzo y que tanto prestigio se le ha conferido.

Juan Zarzar (82) estuvo al mando de Biopan hasta hace algunos años. Actualmente, es su señora quien administra el 50% de la empresa y sus hijos María Teresa y Juan Carlos, un 25% cada uno. A toda la amplia oferta que ofrece este mini mercado y panadería, hace tres años se agregó la producción de chocolates “Ovejita Diferente”, a cargo de su hija.

Con más de 40 años esta empresa familiar se mantiene vigente, cuidando cada uno de los procesos de producción, con el fin de no perder el sabor y textura de los productos que se han ganado el cariño de los vecinos de San Pedro de la Paz y alrededores.

5-1024x380.jpg
8-1040x720.jpg
10-1024x768.jpg
3.jpg
6.jpg
12.jpg